IGLESIA CATÓLICA PIDE SOLUCIÓN LEGISLATIVA A TEMA MIGRATORIO

Redacción.

Charlotte. Una carta firmada por dos Obispos católicos de la ciudad de Charlotte, pide que se solucione legislativamente la situación migratoria de los indocumentados en Estados Unidos.

La misiva fue firmada por los obispos Peter Jugis, de la Diócesis Católica de Charlotte, y Luis Rafael Zarama, de la Diócesis Católica de Charlotte, quienes hacen este llamado luego de una serie de acciones por parte agentes del servicio Migratorio, quienes hasta la fecha y desde hace aproximadamente 15 días han arrestado a 40 personas.

El miedo se apodera de los inmigrantes en Carolina del Norte, en tal sentido esta declaración la hicieron los Obispos por escrito en inglés y español. “Como católicos, abogamos por el reconocimiento que los inmigrantes merecen como miembros de la familia humana de Dios, y se les debe otorgar la dignidad apropiada como nuestros hermanos y hermanas en el Señor”, dice la carta.

Asimismo, la declaración de Obispos señala que “Jesús mismo fue un refugiado y nos enseñó a dar la bienvenida al inmigrante, así como a darnos cuenta que cuando recibimos al extraño estamos dando la bienvenida a Cristo mismo”.

“El tema migratorio no es puramente político, es una preocupación moral que impacta la dignidad y los derechos humanos de todas las personas. Si bien debemos respetar nuestras fronteras y leyes, apoyamos especialmente una reforma a la política migratoria”. asegura el comunicado.

Los máximos representantes de la iglesia católica en carolina del Norte apoyan en el documento la reunificación familiar de los inmigrantes y rechazan cualquier legislación o política que se oponga a ella. Asimismo, piden que se mantenga la protección a los menores que cruzan la frontera sin acompañantes.

Los obispos también reconocen el derecho del país de controlar sus fronteras, pero abogan por que dicho control se realice con justicia y respeto a los derechos de los migrantes vulnerables que buscan asilo y protección.

FOTO 1 IGLESIA

La declaración de Obispos señala que “Jesús mismo fue un refugiado y nos enseñó a dar la bienvenida al inmigrante, así como a darnos cuenta que cuando recibimos al extraño estamos dando la bienvenida a Cristo mismo”

Related posts