Hispana muerde a pitbull para salvarse de brutal ataque

Una mujer guatemalteca que fue atacada por un perro pitbull cuando sacaba la basura de su complejo de apartamentos en el condado de Prince George, en Maryland, dice que luchó contra el animal y que tuvo que morderlo para que la soltara.

“El animal lo tenía cara a cara, y viéndole los ojotes”, cuenta Rosa Quexel, conteniendo las lágrimas. “No sabía si iba a sobrevivir en ese momento”.

Según la víctima, ella estaba caminando afuera de su edificio, ubicado en la cuadra 8100 de Tahona Drive en Langley Park, cuando se percató que dos perros raza pitbull estaban atacando a una persona.

Segundos después, uno de los animales se le lanzó encima, por lo que Quexel alzó su brazo, y lo puso entre ella y el pitbull para tratar de alejarlo. Fue entonces cuando este la mordió. 

“Yo lo que hice fue pensar ‘yo lo muerdo también’ porque si no, no me va a soltar”, continúa. “Entonces, le agarré la nariz con mi boca y la trompa y lo mordí con todas mis fuerzas y cuando el animal sintió, entonces me soltó”.

El canino cogió con sus dientes su brazo izquierdo, apretándolo fuertemente y causándole heridas profundas. Durante el ataque, Quexel dice que perdió el conocimiento por lo que no sabe qué pasó con los animales.

“Si no metía el brazo tal vez me hubiera mordido la cara o el cuello, no sé qué hubiera pasado”, agrega.

Las autoridades del condado de Prince George indican que hasta ahora no han podido localizar a los perros ni al dueño.

En el condado de Prince George es ilegal tener como mascota a un perro pitbull, y el propietario de tal animal podría enfrentar una multa de hasta $1,000 y un encarcelamiento de seis meses.

“Y la gente sigue teniendo esos animales, que tienden a ser asesinos”, dice Quexel. “Yo no quiero que esto quede impune, porque esto es un trato criminal hacia mí y a la otra persona que atacaron.”

Añade que después de la agresión, fue llevada al hospital University of Maryland Capital Region Health, y ahora tiene cuentas que no puede costear.

“Yo solo lo que quiero es que se haga justicia, que agarren a los animales y que contacten al dueño porque yo tengo cuentas médicas que no puedo pagar.”

Quexel dice que el perro que la atacó era de color gris y el otro era de color café claro. 

Incidentes similares se han registrado en otras partes de la región recientemente. El mes pasado, una mujer de D.C. murió luego de que su perro pit bull la agredió en su vivienda. En octubre, una mujer también falleció tras ser atacada por un pit bull que había adoptado recientemente. 

Related posts