Hermanas estarían vivas cuando cayeron al río Hudson

NUEVA YORK – Las hermanas saudíes encontradas muertas en el río Hudson en Nueva York el pasado miércoles estarían vivas cuando cayeron a sus frías aguas, según han revelado fuentes que pidieron permanecer en el anonimato a la cadena de televisión CNN.

Un oficial dijo al medio de comunicación que halló agua en los pulmones de Rotana y Tala Farea, de 22 y 16 años, lo que indicaría que estaban respirando cuando cayeron al río Hudson. 

Ofrecen recompensa en caso de hallazgo de cadáveres

[TLMD - NY] Ofrecen recompensa en caso de hallazgo de cadáveres

El mismo oficial declaró que las autoridades siguen investigando, pero creen por el momento que el fallecimiento vino motivado por un suicidio de las jóvenes, cuyos cuerpos fueron encontrados completamente vestidos en las orillas del río hace ocho días, atados el uno al otro en tobillos y cintura con una cinta aislante.

Aunque aun se trata de establecer lo sucedido, dado que Rotana y Tala desaparecieron de la ciudad en la que residían en el estado de Virginia el pasado mes de agosto, la fuente reveló a la CNN que por el momento no se ha encontrado ninguna prueba de que fueran víctimas de un crimen.

Los detectives siguen analizando la muerte de las jóvenes, cuyo caso recibió una notable atención de los medios de comunicación estadounidenses por las extrañas circunstancias y tras conocerse que las fallecidas, de nacionalidad saudí, habían pedido asilo político en Estados Unidos poco antes de morir.

Las pesquisas han revelado que las hermanas, según lo informado por el oficial anónimo a esta televisión estadounidense, no querían volver a Arabia Saudí, algo que las autoridades del país árabe habían ordenado a la madre de las jóvenes al conocer la petición de asilo.

Por su parte, el Consulado de Arabia Saudí dijo ayer en un comunicado que está “siguiendo de cerca junto con autoridades locales la investigación” de la muerte de las jóvenes, a la vez que dijo estar esperando los informes forenses que recalcó “aún no se han finalizado”.

Asimismo, en el texto se asegura que el consulado ha nombrado a un abogado para seguir el caso y que ha prestado su ayuda y apoyo a los familiares de las víctimas, que detalló eran estudiantes que se encontraban en EE.UU. acompañando a su hermano.

Las jóvenes habían llegado a EE.UU desde Arabia Saudí en 2015 junto con su madre y se asentaron en el estado de Virginia, aunque la Policía apuntó que dejaron la residencia familiar y se trasladaron a un albergue tras otra desaparición el pasado mes de diciembre.

Sin embargo, un miembro de la familia de las hermanas ofreció dolorosos detalles acerca del velo de misterio entorno a la desaparición y muerte de las jóvenes. 

La oficina del médico forense informó que aún no está claro cómo murieron. Y con una cantidad de tiempo de dos meses sin contabilizar, hay más preguntas que respuestas.

El familiar de las hermanas dijo a Arab News que la familia de seis integrantes era como cualquier otra familia saudita que se muda al extranjero.

Según el reporte, la familia decidió mudarse a Estados Unidos en busca de oportunidades de educación para las hermanas y sus dos hermanos de 18 y 11 años.

El medio reportó que los cuatro hermanos vivían con su madre, Wafa’a, en los suburbios de Virginia, y con su padre, Abdulsalam, quien a menudo viajaba a Arabia Saudita, en donde tenía un trabajo.

“Su madre era naturalmente protectora, pero de ninguna manera era un hogar problemático para que huyeran”, dijo el familiar a Arab News.

El pariente refutó los reportes de prensa acerca de las hermanas escaparon de casa y que estuvieron desaparecidas durante dos meses.

El NYPD dijo que Rotana y Tala habían sido vistas por últimas vez el pasado 24 de agostos en Virginia.

Según el familiar, Rotana se especializó en informática y tecnología de la información en la universidad y se mudó a Nueva York, en donde continuó educándose.

Se informó que Tala había desaparecido cuando fue a ver a su hermana a Nueva York este verano sin el conocimiento de su madre, explicó el miembro de la familia.

Tala presuntamente estiva molesta porque su hermana decidió continuar sus estudios en Nueva York.

La visita de Tala a su hermana en la Gran Manzana “causó un problema para la familia” porque la madre tuvo que presentar un reporte de persona desaparecida, pero la búsqueda se detuvo más tarde cuando la familia descubrió que Tala estaba con su hermana Rotana, según el familiar.

“La policía le dijo a su madre que, dado que su hija menor estaba a salvo con un adulto, era seguro cancelar la búsqueda”, declaró a Arab News.

El Departamento de Policía del Condado de Fairfax emitió una alerta Amber el 24 de agosto, pero se canceló cuando la familia informó que la adolescente estaba a salvo.

“Si bien los estudiantes sauditas tienen la opción de solicitar una beca gubernamental completa para estudiar en el extranjero, Rotana decidió no hacerlo, lo que indica que la familia está en una situación económica favorable”, se lee en el reporte.

El miembro de la familia dijo que las hermanas eran muy cercanas al padre, quien las consideraba las “niñas de sus ojos”.

El familiar las describió como jóvenes humildes, tímidas y muy talentosas, incluso Tala habría recibido una beca de un año completo de una de las escuelas más prestigiosas de Jeddah, Dar Al-Fikr.

Las hermanas presuntamente se comunicaban con su familia en Arabia Saudita por Snapchat, pero incluso en redes sociales eran muy discretas, dijo el pariente.

Los detectives han estado en Virginia dando seguimiento a las pistas, según indicó este martes la policía de Nueva York. Al mismo tiempo, han desenterrado otro giro en el desconcertante caso .

La madre de Rotana y Tala Farea dijo a los detectives que recibió una llamada de un funcionario de la embajada de Arabia Saudita ordenando a la familia que se fuera de los Estados Unidos porque sus hijas habían solicitado asilo político; todo esto justo el día antes de que se encontraran los cuerpos de las hermanas.

Las hermanas fueron identificadas por el Departamento de Policía de Nueva York la mañana del sábado. 

Tala Farea fue vista por última vez el 24 de agosto, según el Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados. La organización declaró para entonces que la menor podría estar con su hermana Rotana.

Los investigadores dijeron que los cuerpos no tenían signos de trauma o violencia.

Related posts