Guadalajara se convierte en zona de guerra tras tiroteo atribuido al cártel más grande de México

Guadalajara se ha convertido en zona de guerra ante la violencia desatada por el cártel de la droga más grande de México, el cual atraviesa por un momento de ruptura interna, según las autoridades.

Así ocurrió luego de un tiroteo entre escoltas de un exfiscal de Jalisco e integrantes del crimen organizado. Una escena de horror que sacudió el centro de la segunda ciudad más grande de México.

Los hechos ocurrieron cuando un comando armado entró a un restaurante japonés donde comía el exfiscal de Jalisco y actual secretario de Trabajo del gobierno estatal, Luis Carlos Nájera, en la zona de Chapultepec, en el centro de Guadalajara.

“Tenía una reunión de trabajo y al ir saliendo entraron dos personas sospechosas que yo ubiqué como miembros de la delincuencia organizada y puse la alerta a mis escoltas. Les pedí que cuando yo saliera, tuvieran la camioneta blindada tapando la entrada y eso fue lo que permitió que salvara la vida, pues en cuanto yo salí empezaron los disparos en contra de un servidor y mis escoltas, la gente que iba conmigo”, relató Nájera.

“Por fortuna iba pasando una unidad de la Fuerza Única (policía estatal) cuando venía otro grupo numeroso de atacantes”, explicó durante una rueda de prensa posterior al tiroteo. Al abrirse un segundo frente de batalla, los delincuentes huyeron. Eran entre 15 y 20 personas.

Los tres escoltas del funcionario y los policías estatales que intervinieron lograron contener la agresión. Nájera Gutiérrez de Velasco fue herido en una mano, mientras que tres elementos de las fuerzas estatales también resultaron heridos. Uno de ellos fue reportado como grave.

“La gente empezó a correr asustada y se metían a los lugares, a los restaurantes”, explicó Carlos, un ciudadano que presenció el tiroteo, en entrevista con el periódico Reforma.

La Fiscalía de Jalisco confirmó que durante la balacera, resultaron heridas cuatro personas. Entre ellas, dos vendedoras ambulantes, de 14 años de edad, quienes recibieron impactos de bala en las piernas. Lo mismo ocurrió con un joven trabajador de servicio de aparcacoches y otro hombre.

El gobierno de Jalisco también informó sobre la detención de seis presuntos responsables de las agresiones, quienes dijeron ser integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación.

Tras la balacera, la Fiscalía de Jalisco confirmó incendios y bloqueos en diversos puntos de la zona metropolitana de Guadalajara. 

Uno de los incendios dejó nueve heridos más, entre ellos un bebé, de nombre Tadeo. Sumado a los siete heridos reportados en la balacera, los hechos de violencia arrojaron un total de 16 personas heridas.

Apuntan hacia el Cártel Jalisco Nueva Generación

El gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, vinculó los ataques contra Nájera como acciones del Cártel Jalisco Nueva Generación, el más grande de México actualmente, el cual “ha intentado desestabilizar al gobierno y al estado”.

“Ésta no es la primera vez, este cártel ha querido desestabilizar el estado. No tengo elementos para decir que no van a cesar en su ánimo de tener controles, sino por el contrario, pero no vamos a ceder porque es nuestra responsabilidad”, afirmó Sandoval en entrevista con Aristegui Noticias.

En otra entrevista, con Milenio Televisión, Sandoval señaló que desde hace meses advirtió que una ruptura al interior del cártel traería consigo una escalada de violencia.

“Tuve que anunciar que venían tiempos difíciles cuando detectamos esta escisión y los enfrentamientos que venían recrudeciendo la violencia entre ahora dos grupos delictivos”, dijo.

En febrero pasado, el gobernador Sandoval advirtió que las divisiones al interior del Cártel Jalisco Nueva Generación provocaron un repunte de la violencia en aquella entidad.

“¿Qué está sucediendo? Un reacomodo en los cárteles, un cártel que se ha contenido, que se está enfrentando ya con sus mismos miembros, aliados con otras organizaciones criminales, y ante la detención de cabezas de estos cárteles o células criminales, impera la violencia entre ellos”, dijo el gobernador.

Un informe de InSight Crime sostiene que la expansión del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) encabezado por Nemesio Oseguera, alias ‘El Mencho’, tiene actualmente una fuerte presencia en al menos siete estados del país.

“El CJNG está expandiendo su presencia e influencia en todo México. En cada uno de los estados donde opera el grupo, continúa explotando con éxito sus principales características: la flexibilidad para combinar una perspectiva militar con vínculos criminales históricos, un compromiso estratégico para involucrarse en conflictos preexistentes y la promoción de una retórica vigilante a través de la propaganda”, señala el informe.

Durante el gobierno de Sandoval en Jalisco, 166 políticos y servidores públicos han sido asesinados, según datos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses.

Manuel Hernández Borbolla

<

p class=”wpematico_credit”>Powered by WPeMatico

Related posts