Familia gana demanda millonaria por chinches en vivienda

Una familia de Inglewood ganó una demanda millonaria por la presencia de chinches en la residencia en donde vivían.

Durante meses la familia Maravilla sufrió la terrible experiencia de vivir en un apartamento infestado de chinches que les causaron severas picaduras, dolor, irritación e insomnio. Pero, sobre todo, dejó cicatrices que aún tienen sobre la piel.

“Ellos me que decían mañana y mañana y ese mañana duró muchos días meses y no me ayudaban y todo eso causó que a mis hijos los dañaran esos animales, no tenía ayuda, fue muy estresante para mí”, dice Jorge Maravilla”.

De acuerdo con los afectados, los chinches se encontraban en todos los lugares de la casa, incluyendo camas, muebles, alfombras y la ropa de toda la familia. A pesar de la queja a los administradores y propietarios del edificio, ubicado en el 19131 de la Avenida Buford.

Sin embargo, no tomaron las medidas efectivas para acabar con su sufrimiento.

“Ya habíamos tirado nuestras camas, sillones todo, todo, como nos habían dicho, tres cuatro meses duraron en cambiarnos la carpeta era lo que pedíamos”, cuenta Liliana Martínez, otra de las afectadas de la familia.

Ante la frustración de la familia, que se mudó a ese apartamento en el 2010, Jorge Maravilla decidió entablar una demanda civil.

Sus representantes legales alegaron daños emocionales que habían sufrido y la atención médica especializada que podría necesitar el menor de los niños para eliminar las cicatrices que le dejaron las picaduras de chinches.

Al final les concedieron una indemnización de un millón seiscientos mil dólares.

Related posts