Familia dice que le amenazaron con bomba por ser hispanos

PENSILVANIA – Una familia dominicana de nuestra zona teme lo peor. Y es que en los pasados días, y tras mudarse recientemente a un vecindario de Filadelfia, fueron acosados por medio de una carta.

El escrito está cargado de eufemismos, palabras peyorativas y frases despectivas en contra de los hispanos.

Connie Mella compró la vivienda el pasado 20 de septiembre y hace un mes le hicieron entrega de las llaves. Aseguró que fue un “sueño hecho realidad” convertirse en propietaria, pero nunca imaginó que el recibimiento vendría cargado de insultos.

“Si entienden inglés, que es el lenguaje principal de este país, todos los de su residencia deben prestar atención al siguiente mensaje”, leen las primeras líneas de la carta. “Somos el grupo de vigilancia de este vecindario y le estaremos prestando atención a lo que hagan en su nueva casa. Queremos dejar claro que, como se supone que entiendan inglés, no estamos dispuestos a tolerar costumbres de la especie de seres humanos que son”.

Mella relató que conforme fue leyendo se percató que el tono seguía subiendo y lo entendió como una amenaza o una demostración de odio hacia ella y los suyos. La joven madre no entiende muy bien el idioma anglosajón, por lo que requirió de la ayuda de su hijo para entender todos los insultos. “Empiezo a mirar y veo algo y digo wow, pero esto es una amenaza”, apuntó.

La madre dominicana recordó que las palabras “que si tú no sabes inglés que aprenda, que a ellos no les importa de dónde vengo, como que tenemos que vivir a la manera de ellos y si hacemos ruido con el carro o con el camión con lo que sea, los niños o mi mamá, nos van a mandar una bomba que nos explote la casa”.

Mella se manifestó aterrada, pero de la misma forma quiso develar su caso para que las cartas de odio se detengan. “Mientras más gente se entere de la carta, más gente estará involucrada y así van a saber quiénes son las demás personas, que a ellos en un tiempo atrás explotaron una casa en el bloque siguiente y que no les importa repetir lo mismo”.

Tanta fue la impresión por el recibo del escrito que “pensé que fue mejor no haber comprado la casa”.

La dama fue a la Policía y les entregó la carta a la espera de que los detectives logren dar con el remitente.

Puedes leer el resto del escrito en este enlace.

Related posts