Entierran a venezolana que fue desfigurada, violada y asesinada en México

La familia de Kenny Finol, una venezolana violada, torturada y asesinada en México, la enterró el sábado en Maracaibo, Venezuela, más de un mes después de su homicidio.

                                “ (….) Te lo dije”, expresó llorando una mujer sobre el ataúd de Finol en un video sobre el funeral divulgado por el periodista mexicano Ciro Gómez Leyva de Imagen Noticias, en su cuenta de Twitter.









                                Finol, de 26 años, trabajaba como dama de compañía, se promocionaba en las redes sociales como la “Muñeca más cara de la vitrina” y ofrecía sus servicios mediante el sitio en internet zonadivas.com.

Su cadáver apareció el el 25 de febrero en la colonia Jardines de Santa Clara, en Ecatepec, tenía huellas de tortura y el rostro completamente desfigurado, pues según las primeras investigaciones, le rociaron ácido en la cara, de acuerdo con un reporte de Excelsior.

                                Había desapareció tras asistir a un festival de música electrónica.




                                La joven de cabello rubio y ojos verdes había emigrado a México en 2015 buscando un futuro mejor ante la severa crisis económica y política de Venezuela.




                                Cuatro meses antes de su asesinato, <a href="http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/venezuela-es/article206170964.html" target="_blank" title="">Finol denunció en varios videos que ella grabó </a>y que circularon por las redes sociales que había sido salvajemente golpeada por su ex novio, un presunto sicario apodado “El Pozole”, quien la atacó con un machete y una pistola.




                                “Ayer ese hombre me dio mantequilla (solicitó) para un servicio y fui y era él. Casi me mata, me agarró a machetazos, me dio como cuatro machetazos, marica”, dice en uno de los videos aparentemente a una conocida y muestra las heridas en sus brazos, mientras que en su rostro y su boca se ven los moretones y la hinchazón provocados por los golpes.




                                En otro video Finol parece estarse dirigiendo a su ex pareja, quien presuntamente le había exigido que regresara a Venezuela, según medios de México.











                                “En la boca, la pistola, no sé si me la ves, tengo un hueco allí en la garganta horrible. Me abriste como un hueco y mírame estoy demasiado inflamada, espérate que se me pase un poquito para yo movilizarme, igual yo no voy a salir de aquí de la casa”, le dije y abre la boca frente a la cámara para mostrar la herida.




                                Luego le explica que una doctora fue a su casa para curarla y le cuenta lo grave de sus heridas: “Me dijo que me agarrará como 10 puntos en la cabeza porque tengo una apertura muy grande y al lado también, y el brazo lo tengo fracturado”.




                                Finol, que publicaba fotos de ella sensuales en sus redes sociales, asegura en uno de los videos que ya no está promocionando sus servicios en internet y que apenas comenzara a recuperarse se movilizaría.




                                “Ya yo me mandé a quitar de todo, de las páginas, y solo estoy esperando que se me quite un poquito lo inflado de la cara. Ya mañana me movilizo, pero es que ahorita no me puedo levantar de la cama, no he comido nada, ni he orinado, nada. Así no puedo ir al aeropuerto”, afirma.




                                Mireya Finol, madre de la joven venezolana exigió justicia a las autoridades mexicanas.











<div id="story-related" class="story-related element-spacing-large">
    <h2>Artículos relacionados de el Nuevo Herald</h2>

</div>







                                “Yo lo que quiero es que se haga justicia porque ella no debió morir de esa manera. Que se haga mucha justicia, que esto no quede impune, se los pido por el alma mía y por el alma de ella, que me ayuden, que el culpable tiene que pagar todo lo que hizo, porque ella no merecía esa muerte”.









                                Los hermanos de Kenny, Mireya y Terlis Finol, dijeron a Imagen Televisión de México que ex el novio supuestamente la asesinó.




                                “Nosotros teníamos comunicación con ella todos los días, pero ese muchacho la atosigaba, la acorralaba, incluso la llegó a agarrar otra vez y le cortó hasta el cabello, la dejó sin cabello, y es ahí donde ella se pone las extensiones”, explicó Terlis. 



















                                Finol es la cuarta venezolana asesinada en México. Las otras tres víctimas son Wendy Vaneska, quien apareció muerta el 17 de febrero; Génesis Ulannys Gibson Jaimes, a quien mataron en un hotel en noviembre pasado y su cuerpo tenía signos de tortura; y Andreína Elizabeth Escalona Leyzeaga, que falleció en diciembre pasado tras recibir impactos de balas de unos hombres que la persiguieron cuando iba en un vehículo con un acompañante.











                    <p class="wpematico_credit"><small>Powered by <a href="http://www.wpematico.com" target="_blank">WPeMatico</a></small></p>

Related posts