“En brazos de mamá”; así vive familia tras deportación

LA LIBERTAD, HONDURAS – Un padre, una madre y su hijo hondureños, dos de ellos separados en la frontera entre México y EEUU, están hoy juntos y felices en medio de la adversidad.

Los padres y el niño fueron reunidos el 20 de julio después de cinco meses de espera. Rolando Bueso habría cruzado la frontera, llevando a su hijo Johan, cuando fue detenido por la patrulla fronteriza.

El padre fue deportado a Honduras pero el niño se quedó en Arizona. Bueso dijo que fue engañado por un agente de Ice que le dijo que el niño le sería devuelto de inmediato.

Después de ser deportado le dijeron que el niño sería liberado en dos semanas. La madre del pequeño permanecía en Honduras. Durante los cinco meses de separación, Johan dio sus primeros pasos.

El niño llegó en un vuelo a San Pedro Sula el 20 de julio, para ser entregado a sus padres por las autoridades hondureñas.

Related posts