Elecciones a gobernador: Florida, el ejemplo de la polarización

En las elecciones de medio término del martes 6 de noviembre se elegirán gobernadores en 36 estados, incluyendo Florida, donde la contienda ha despertado interés nacional, una vez más, porque puede inclinarse a uno u otro lado en el espectro político a raíz de una fuerte polarización en los temas candentes.

En total, en los 50 estados, existen 33 gobernadores republicanos, 16 demócratas y uno independiente. Diecisiete de los 36 puestos en juego son considerados ”abiertos” ya que el actual gobernador no busca la reelección.

A los temas locales que afectan a dichos estados, se suman inmigración, el acceso a la salud y Medicare, el Seguro Social y el acceso a las armas que están en la mente de los electores a la hora de sufragar.

En Illinois, por ejemplo, el demócrata Jay Robert Pritzker, multimillonario heredero de la cadena de hoteles Hyatt, quiere ser el próximo gobernador para rescatar al estado de su difícil situación financiera y “plantar cara” al presidente Donald Trump y su agenda “destructiva”. Pritzker enfrenta al actual gobernador, el republicano Bruce Rauner.

También están en la contienda Grayson Jackson y William McCann. Rauner ganó la gobernación por escaso margen en el 2014.

“El gobernador del estado tiene que estar dispuesto a enfrentar al gobierno federal, o al presidente, cuando quieran quitarle derechos a la gente”, dijo el candidato demócrata a Efe a pocos días de la elección del 6 de noviembre, en la que ha invertido casi $150 millones de su bolsillo.

Pritzker considera que Trump tiene una agenda que dificulta la vida a las familias de Illinois, al intentar desmantelar la reforma sanitaria del presidente Barack Obama, al negar los efectos del cambio climático, atacar a la educación pública y a las familias inmigrantes.

“Todos los días explota las divisiones y trafica con el odio”, expresó el candidato, para quien es necesario construir en el quinto mayor estado del país, con 12.8 millones de habitantes, “una barrera protectora” contra la encendida retórica del presidente.

Florida, otra vez, está concitando la atención nacional, como lo hizo en las últimas elecciones presidenciales y en el 2000, cuando George W. Bush se impuso por un margen tan escaso que la Corte Suprema de Justicia tuvo que dirimir la polémica situación.

El estado del ”sol” es considerado una “zona cero” de la polarización electoral de Estados Unidos

Como un reflejo de la aguda polarización política en el país, los candidatos a los puestos más importantes que están en juego en Florida se mantienen muy cerca en las encuestas para las elecciones del próximo 6 de noviembre.

Los candidatos a gobernador en Florida fueron la sorpresa en las primarias: el demócrata Andrew Gillum, avalado por el expresidente Barack Obama y el senador Bernie Sanders, y el republicano Ron DeSantis, el apadrinado del presidente Donald Trump.

“El país está bien polarizado, lo estaba antes de la llegada de Trump a la Casa Blanca y ahora esa polarización se ha profundizado”, aseguró a Efe Frank Mora, director del Instituto de Latinoamérica y el Caribe de la Universidad Internacional de Florida (FIU).

El experto señaló que las contiendas se mantienen “reñidas” pese al repunte en los sondeos que han tenido por estos días los demócratas Bill Nelson (candidato a la reelección como senador), Gillum e incluso Donna Shalala, quien busca reemplazar por el Distrito 27, a la republicana Ileana Ros-Lehtinen, que anunció su retirada el año pasado.

“La situación está muy cerrada y es difícil de predecir”, dijo por su parte Jorge Duany, profesor de FIU. El factor decisivo, señaló, va a ser hasta qué punto los votantes de uno u otro partido se sientan motivados para salir a votar.

En Nueva York, el demócrata Andrew Cuomo busca la reelección y enfrenta n las urnas al republicano Marcus Molinaro, y tres candidatos más. Según las encuestas, se espera que Cuomo gane: Nueva York no ha elegido a un republicano desde el 2002, cuando ganó George Pataki.

Otro estado que atrae la atención a nivel nacional es Georgia, donde por primera vez, una candidata afroamericana ganó las primarias, Stacey Abrams, y le está dando batalla en las encuestas al candidato republicano, Brian Kemp, quien es el actual Secretario de Estado de Georgia. El tercer candidato es Ted Metz.

Si nadie gana la mitad más uno de los votos -algo posible- los dos primeros irán a una segunda elección prevista para el 4 de diciembre.

En Arizona, en tanto, tres son los que disputan la gobernación: el republicano Doug Ducey, quien busca la reelección; el demócrata David García y Angel Torres del Partido verde.

Un poco más al oeste, en California, el puesto de gobernador queda vacante ya que el demócrata Jerry Brown -en su tercer mandato- no estará en las boletas.

Por esta razón, el republicano John Cox enfrenta al demócrata Gavin Newson, actual videgobernador y exalcalde de San Francisco. Las encuestas tienden a favorecer a Newsom.

Related posts