EEUU apela bloqueo para restringir peticiones de asilo

El gobierno de Estados Unidos presentó el martes un recurso de apelación para que la Justicia retire la orden de bloqueo a la normativa promovida desde el poder ejecutivo que restringiría sustancialmente las opciones de los migrantes para pedir asilo en el país.

El Departamento de Justicia de EEUU acusa en su escrito al juez que tomó la decisión de “menoscabar los esfuerzos del presidente Donald Trump para que la gente que se traslada en caravanas a través de México sigan las leyes estadounidenses”.

Según la apelación presentada por los abogados del gobierno federal, el bloqueo contribuye a que los migrantes “se pongan en peligro a sí mismos al cruzar de forma ilegal a EEUU”, en lugar de hacerlo por los puertos de entrada designados.

La Casa Blanca adelantó además que, en caso de que el magistrado que lleva el caso en una corte federal de San Francisco, California, Jon Tigar, no haya levantado el bloqueo este miércoles, elevará el asunto a la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito.

El pasado 9 de noviembre, Trump firmó una orden presidencial que de facto implicaba que aquellos inmigrantes que entren a EEUU por la frontera con México de forma irregular no tengan opción de pedir asilo, como ya había anunciado que haría él mismo durante la semana previa a las elecciones legislativas el pasado día 6.

La misma jornada en que Trump suscribió la orden, vigente durante al menos 90 días, distintos grupos defensores de derechos humanos demandaron al gobierno solicitando a la Justicia la suspensión preventiva de la regulación.

Getty Images

El gobierno se había escudado en la misma prerrogativa utilizada para establecer un veto migratorio sobre países de mayoría musulmana en 2017, un paso que sí fue respaldado por la Corte Suprema. 

En su solicitud del martes para que se suspenda el interdicto, el Departamento de Justicia dijo que la orden de Tigar “daña inmediatamente al gobierno y pone en peligro importantes intereses nacionales”.

Lee Gelernt, abogado de la Unión Americana de Libertades Civiles, dijo en un comunicado que el grupo se “opondría vehementemente a la petición de suspensión (del interdicto), a fin de que las vidas de las personas no sean puestas en peligro”.

Related posts