Desnutrido e infectado: familiares dejan morir al abuelo

PENSILVANIA – Cuatro miembros de una familia fueron hallados culpables por negligencia contra un anciano que fue hallado malnutrido, deshidratado y lleno de infecciones en el condado Bucks.

El fiscal del condado informó que Albert W. Weaver Jr., su esposa Virginia L. Weaver, la hija de ambos Amanda María Weaver y el novio de ésta, Anthony James Dorney, admitieron culpabilidad de los cargos que pensaban en su contra tras convertirse en los cuidadores del abuelo, Albert Weaver Sr.

Se informó que el anciano le permitió a los cuatro miembros de su familia vivir sin pagar renta en una serie de residencias a su nombre y aledañas a la suya en la cuadra 100 de Union Road a cambio de que lo atendieran.

Fue el novio de la nieta quien llamó al 911 en noviembre 2016 buscando ayuda para Weaver Sr.

Una enfermera de sala de emergencias, quien atendió al anciano en noviembre de 2016, dijo que el caso de éste era el más increíble de negligencia con el que había tenido que lidiar en sus 11 años de carrera. El paramédico que acudió al llamado de emergencia cuando el caballero se puso mal sostuvo que “parecía un esqueleto con la piel colgante”.

La víctima falleció doce días después del primer reporte de ayuda.

Virginia Weaver, Amanda Weaver y Dorney se declararon culpables además de hurtar el dinero de la víctima para despilfarrarlo en alcohol, drogas, armas, video juegos y otras compras no relacionadas al cuidado de éste.

Un monto de $6,417.72 se invirtió el cuidado del anciano entre 2013 y 2017 a pesar de depósitos mensuales de $150.

El juez Wallace H. Bateman determinó que tres de los cuatro acusados fueran ingresados a la prisión estatal, mientras que Amanda Weaver conocerá su sentencia próximamente. Esta última solicitó una evaluación mental por medio de su abogado.

Related posts