Declara primer testigo en juicio contra El Chapo

NUEVA YORK – El segundo día del juicio contra Joaquín “El Chapo” Guzmán fue tan contundente como el primero, luego de que su abogado Jeffrey Lichtman acusará al Gobierno mexicano de aceptar sobornos de millones de dólares.

La Fiscalía presentó el miércoles a su primer testigo: El agente de aduanas Carlos Salazar, quien fue el primero en subir al estrado.

Salazar, que estuvo de servicio en Arizona en 1999, fue cuestionado acerca de un sofisticado túnel que conectaba el estado fronterizo del lado estadounidense con Agua Prieta, en el estado mexicano de Sonora.

Según las declaraciones, la estructura incluso contaba con un sistema hidráulico. Salazar detalló las redadas que se realizaron en ambos lados de la frontera en mayo de 1990.

Los fiscales sostienen que el túnel de cinco pies y medio de altura y entre tres a cuatro pies de ancho servía como una vía para transportar droga y que una plataforma –que se levantaba con el sistema hidráulico- cubría el acceso debajo de una mesa de billar en una casa en México.

El túnel se extendía unas 40 o 50 yardas por debajo de la tierra hasta un almacén en Phoenix, de acuerdo con los documentos de corte.

El túnel tenía la mitad de la longitud de un campo de fútbol y era lo suficientemente grande como para que un hombre de 5 pies y 8 pulgadas apenas tuviera que bajar la cabeza para atravesarlo. Además, la estructura tenía servicio de electricidad y un sistema hidráulico para levantar el piso que estaba cubierto por una mesa de billar.

La fiscalía dice que Guzmán usó los túneles para acelerar la entrega de cargamentos de cocaína a Estados Unidos. Una vez en territorio estadounidense, la droga se transportaba por carretera a las ciudades destino.

REPRIMENDA A LA DEFENSA DE EL CHAPO

El juez federal Brian Cogan amonestó el miércoles al abogado Jeffrey Lichtman tras afirmar que saliente presidente de México, Enrique Peña Nieto y su predecesor Felipe Calderón recibieron millones de dólares en forma de sobornos.

Los fiscales solicitaron al magistrado que desestimara el alegato de la defensa por estar “imbuido de argumentos indebidos, defensas afirmativas inadvertidas y habladurías inadmisibles”.

El juez Cogan declinó desestimar el alegato, aunque sí amonestó al abogado Jeffrey Lichtman por haberse “apartado de pruebas directas o indiciarias”.

El magistrado, quien tildó el argumento de la defensa como “engañoso”, destacó que pedirá al jurado de 12 que se enfoque únicamente en las pruebas.

“Su alegato inicial emitió un pagaré que su caso no va a cobrar”, advirtió el juez a Lichtman.

La defensa sostiene que El Chapo, hambriento de notoriedad, habría sido víctima de un “montaje” del gobierno mexicano y agentes de la DEA, y que el verdadero jefe del cartel de Sinaloa siempre fue Ismael El Mayo Zambada, de 70 años y prófugo de la justicia.

Zambada está co-acusado junto a su socio El Chapo en la denuncia penal de 2009 ante la corte de Brooklyn.

El Mayo Zambada es el único jefe del cartel de Sinaloa que nunca ha sido encarcelado tras cinco décadas en el negocio del narcotráfico y tras la detención de Guzmán, el gobierno de Estados Unidos ofrece $5 millones por su captura.

El Chapo, extraditado a Estados Unidos hace 22 meses, está acusado de enviar más de 155 toneladas de cocaína a Estados Unidos a lo largo de 25 años. Si es hallado culpable podría ser condenado a cadena perpetua.

Related posts