Cristiano Ronaldo celebra el primer trofeo para Portugal

Cristiano Ronaldo recorrió todo el espectro de emociones ayer en la final de la Eurocopa entre su selección de Portugal y Francia, de la que salió en camilla por una lesión de la rodilla izquierda en el primer tiempo para luego festejar desde la banda el triunfo 1-0 en una prórroga.

La escena del astro del Real Madrid llorando desconsolado mientras era sacado de la cancha a los 25 minutos parecía quedar como el retrato de su segunda final de una Euro, como le sucedió cuando con apenas 19 años perdió la final de 2004 ante Grecia en Lisboa.

Sin embargo, el gol de Eder a los 109 minutos le arrancó lágrimas en una efusiva celebración, en la que pareció olvidar la cojera y la rodillera con la que salió del camerino tras ser lesionado por una fuerte entrada del mediocampista francés Dimitri Payet a los 17m.

Cristiano recibió tratamiento e intentó jugar con la rodilla vendada, pero acabó pidiendo el cambio. Aplaudido por todo el estadio, el desconsolado delantero y capitán luso se tapó el rostro con las manos mientras era sacado de la cancha.

Ricardo Quaresma reemplazó a Cristiano, y Portugal cerró filas en la retaguardia para mandar el partido a los tiempos suplementarios, donde lo definió con el gol de Eder, que había ingresado por Renato en el tramo final del tiempo reglamentario y que de inmediato fue un dolor de cabeza constante para la zaga francesa.

Cristiano salió cojeando de los camerinos para animar a sus compañeros antes de la prórroga, y no pudo quedarse tranquilo mientras se paseaba de lado a lado de la zona técnica en los minutos finales del tiempo extra.

Como talismán de Portugal, Cristiano ayudó a su país a conquistar su primer título en un gran torneo internacional, y sumó el laurel que le faltaba a su rutilante colección de trofeos, una que incluye tres Balones de Oro.

Cristiano igualó el récord de Michel Platini de más goles en una Eurocopa, ambos ahora con nueve. Lo hizo con un cabezazo que encaminó la victoria 2-0 ante Gales en las semifinales del certamen.

Con 31 años de edad, esta pudo haber sido la última Eurocopa disputada por el nacido en Madeira. (D)

Fue difícil, perdimos a nuestro líder y mejor jugador. Teníamos confianza en él. Teníamos que ganar por Cristiano.
Pepe,
Defensor de Portugal

Related posts