Crece expectativa por marcha supremacista en la capital

DETALLES DESTACADOS

  • Se esperan unos 200 a 300 supremacistas blancos que marcharán cerca de la Casa Blanca

  • Grupos anti racismo protestarán la presencia de los supremacistas

  • La policía quiere impedir que estalle la violencia, como lo hizo el año pasado en Charlottesville

Funcionarios del gobierno y la policía de la capital de la nación dijeron que cuentan con todos los protocolos de seguridad para reducir los riesgos de violencia durante la marcha supremacista blanca “Unite de Right”, que se llevará a cabo este domingo en Washington, DC, a metros de la Casa Blanca.

Mientras tanto, la robusta comunidad de activistas locales de Washington también se está preparando para celebrar contra-protestas.

Capital se prepara para manifestación supremacista

[DC] Capital se prepara para manifestación supremacista

El mitin de extrema derecha tendrá lugar en Lafayette Park frente a la Casa Blanca, en primer aniversario de la marcha de nacionalistas ocurrida en Charlottesville, Virginia, que se convirtió en un caos y terminó con la muerte de una manifestante.

La solicitud de permiso del grupo señala que la concentración “por los derechos de los blancos” se realizará alrededor de las 5:30 pm a las 7:30 p.m. Los oradores incluyen al exlíder del Ku Klux Klan, David Duke.

Las estimaciones varían sobre cuántos nacionalistas blancos se presentarán. Jason Kessler, quien también organizó la manifestación de Charlottesville, predijo 400 asistentes en su solicitud de permiso, pero la participación podría ser mucho menor.

El movimiento nacionalista blanco se ha dividido parcialmente el año pasado, y algunos culpan a Kessler por la mala prensa “a raíz de Charlottesville”. Varios líderes nacionalistas blancos se han negado a asistir a la manifestación del domingo y han pedido a sus seguidores que no se presenten.

Getty Images

Los nacionalistas probablemente serán superados en número por los apasionados manifestantes opositores: al menos dos mítines en contra de los supremacistas también se llevarán a cabo en Lafayette Park. Y la división local de Black Lives Matter está planeando una marcha por separado.

Las autoridades del distrito están enfocadas en evitar que la violencia que estalló el año pasado en Charlottesville se repita. Por eso, se asegurarán que ambos grupos estén separados a toda costa. 

“Nuestro propósito número uno es asegurarnos que nadie salga herido y que ninguna propiedad sea destruida,” dijo el jefe de la policía metropolitana, Peter Newsham.

Durante una conferencia de prensa el jueves, la alcaldesa de DC, Muriel Bowser, denunció la retórica de los supremacistas blancos, pero dijo que la ciudad tiene la obligación de permitir que se lleve a cabo el mitin.

“Mientras que nosotros nos oponemos y rechazamos el mensaje que oiremos este fin de semana en Lafayette Square, es nuestro deber proteger la primera enmienda,” agregó.

Mientras que la Casa Blanca será el telón de fondo de ambas manifestaciones, el presidente Donald Trump no estará en la ciudad. La alcaldesa del distrito, Muriel Bowser, quien se encontraba de viaje en El Salvador, regresará a la capital ante la marcha supremacista.

La marcha coincide también con el estreno en todo el país el viernes de la película ”Blackkklansman”, del director Spike Lee, basada en un hecho real de los 70’s en Colorado Springs, Colorado, donde el único policía afroamericano infiltra el Ku Klux Klan, que por entonces lideraba David Duke, uno de los organizadores de la marcha este domingo.

Related posts