Consecuencias de Harvey: cómo afecta la economía

Aumento del precio de la gasolina, cientos de cancelaciones o retrasos en vuelos y millones de dólares en coberturas de seguro son algunas de las consecuencias de las devastadoras inundaciones que afectan el sudeste de Texas, dejadas a su lento paso por la tormenta tropical Harvey que el viernes sacudió la costa texana como huracán de categoría 4.

El precio de la gasolina está subiendo y los conductores ya están pagando en algunos estados hasta 15 centavos más por galón, según reportan varios medios, a raíz de la reducción en la producción en varias de las plantas de refinería.

Cerca de un tercio de las refinerías en el país se encuentra en las zonas bajas ubicadas entre Corpus Christi en Texas y Lake Charles, Lousiana, una región afectada por la severidad de la tormenta que ha causado catastróficas inundaciones, especialmente en el área de Houston.

Algunas compañías evacuaron trabajadores de sus plataformas en el Golfo como medida de precaución ante el avance del entonces huracán. Se estima que las empresas petroleras han reducido en un 22% su producción a raíz de Harvey. No obstante, en el Valle del Sur de Texas desmintieron que exista escasez de combustible.

Getty Images

Por otro lado, las inundaciones han provocado el cierre de los dos aeropuertos en Houston, George Bush Intercontinental Airtport y Hobby, lo que significa que cientos de vuelos desde EEUU y el mundo están siendo redireccionados a otras estaciones aéreas.

Esto último trae aparejado un efecto cascada en miles de vuelos con demoras y hasta cancelaciones, especialmente teniendo en cuenta que ningún vuelo está despegando de ninguno de los dos aeropuertos en Houston.

Por su parte, Robert Hunter, director de seguros en la Consumer Federation of America, estimó que los daños por inundaciones podrían costar al menos $35,000 millones, aproximadamente el monto de Katrina. Pero en ese huracán en el 2005, la mitad de las viviendas inundadas tenían seguro para inundaciones. En el caso de Harvey, apenas dos de cada 10 tienen seguros, dice Hunter.

Muchos dueños de viviendas dañadas por las inundaciones causadas por Harvey van a tener que pagar de sus propios bolsillos por las pérdidas, un golpe potencialmente demoledor para sus finanzas y para los barrios a lo largo de la Costa del Golfo de México en Estados Unidos.

Getty Images

Expertos en seguros dicen que solamente una pequeña porción de propietarios en el sendero de destrucción dejado por la tormenta tienen seguro para inundaciones.

Eso significa que familias con sótanos inundados, muebles anegados y paredes dañadas por el agua van a tener que agotar sus ahorros o endeudarse más para arreglar sus viviendas. Algunas se verán obligadas a vender, si es que pueden, y dejar sus comunidades.

Getty Images

“Todas esas personas sacadas en botes tienen un segundo problema: no tiene seguro”, dijo Robert Hunter, director de seguros en la Consumer Federation of America.

Gran parte del área de Houston está fuera de esas zonas vulnerables y muchos dueños que no están obligados a tener cobertura han decidido no comprarla. Ahora están varados, porque la mayor parte de los daños sufridos en la cuarta mayor ciudad del país no estarán cubiertos por seguros de inundaciones.

A diferencia de Corpus Christi y Rockport, gran parte del área de Houston fue dañada por inundaciones, no por vientos.

“Va a haber una enorme de cantidad de pérdidas económicas no aseguradas aquí”, dijo Pete Mills, vicepresidente de la Asociación de Banqueros de Hipotecas.

Related posts