Conocer los océanos hermana a México y Centroamérica

El 12 de septiembre se conmemoró internacionalmente el Día de las Naciones Unidas para la Cooperación Sur-Sur, que tiene por objetivo sensibilizar a la humanidad sobre la importancia de promover iniciativas para que los países en desarrollo cooperen entre sí y compartan sus conocimientos y experiencias para hacer frente a retos comunes.

En América Latina y el Caribe, México ha sido uno de los países que más impulsa la Cooperación Sur-Sur, especialmente con los países de Mesoamérica, con los que comparte una rica historia y múltiples rasgos culturales comunes, a los que se unen retos y desafíos, tales como garantizar la seguridad alimentaria, el alivio a la pobreza y el uso sostenible de los recursos naturales.

Precisamente el Día de la Cooperación Sur-Sur, México anunció uno de los proyectos de cooperación más relevantes de los últimos años en materia pesquera con los países de Centroamérica. Se trata de la Prospección y evaluación de recursos pesqueros en América Central, por medio de una campaña de investigación que realizará el Buque de Investigación Pesquera y Oceanográfica “Dr. Jorge Carranza Fraser”, del Instituto Nacional de Pesca y Acuacultura (INAPESCA) de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), con la facilitación de la FAO, en apoyo a los países de esta subregión.

Durante tres meses, entre septiembre y noviembre del presente año, el Buque mexicano recorrerá poco más de 13 890 kilómetros en aguas costeras de los Océanos Atlántico y Pacífico, recolectando información oceanográfico-pesquera que permitirá incrementar el conocimiento sobre recursos pesqueros de importancia económica para Belice, Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y Panamá, países que en conjunto poseen 6 603 kilómetros de litorales.

La pesca y sus actividades conexas son un importante pilar de la economía de los países centroamericanos, sosteniendo a más de 100 000 familias directamente y aporta de forma significativa a la seguridad alimentaria de miles de comunidades costeras, además de contribuir de forma sustantiva a la disponibilidad de alimentos de la población regional. Más aún, en la plataforma continental del Caribe se encuentra el Sistema Arrecifal Mesoamericano, con 1 000 km de longitud, lo que lo convierte en el arrecife transfronterizo más grande del mundo. Dentro de este Sistema Arrecifal se localizan 60 áreas naturales protegidas, con alrededor de 70 especies de corales, 3 000 de moluscos, 1 500 de peces y cinco de las siete grandes especies de tortugas marinas del mundo, lo que da cuenta de su relevancia ecológica.

La investigación pesquera es la base del ordenamiento de las pesquerías; es decir, el dónde, cuándo, qué y hasta cuánto debe pescarse para no rebasar la capacidad biológica de los recursos. Estos estudios son complejos y costosos, por lo que el crucero del buque del INAPESCA es una generosa muestra de solidaridad del Gobierno de México en beneficio de los países de América Central al facilitar, con información científica, una mejor toma de decisiones en la gestión sostenible de la pesca en sus aguas nacionales, lo que contribuye a la preservación de la biodiversidad marino-costera y consecuentemente de los medios de vida de los pescadores.

También permitirá afinar las políticas públicas y acciones de todos los países involucrados, frente a retos tales como el cambio climático, la sostenibilidad de los recursos pesqueros e incluso la lucha contra la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada.

La Cooperación está siendo coordinada en el marco de la Iniciativa Global de Crecimiento Azul, promovida por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). En la facilitación del proceso, también ha intervenido la Organización del Sector Pesquero y Acuícola del Istmo Centroamericano (OSPESCA).

La Campaña de Investigación (que consta de dos cruceros, uno en cada litoral centroamericano) será conducida por investigadores mexicanos y se ha invitado a dos investigadores por litoral en cada país, para que participen, fortaleciendo sus capacidades y las de sus instituciones en materia de evaluación de recursos pesqueros.

Así pues, los estudios, además de permitir a los países de Centroamérica contar con información más precisa sobre sus recursos pesqueros y su capacidad productiva, coadyuvarán consecuentemente al alcance de los compromisos de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, en particular del objetivo 14: Conservar y utilizar en forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible.

Esperamos que estas acciones de Cooperación Sur-Sur se multipliquen en la región.
 

Oficial Regional de Pesca y Acuicultura de la FAO para América Latina y el Caribe y Director General de INAPESCA, respectivamente

Powered by WPeMatico

Related posts