Cómo hablarles a tus hijos sobre los anticonceptivos

¿Cómo y cuándo hay que hablarles a los hijos de anticonceptivos?

Esa es una pregunta que frecuentemente se hacen los padres que no tienen claro si esperar a que ellos pregunten o abordar el tema sin que los menores hayan expresado alguna duda o preocupación.

Según la psicóloga clínica Jennifer Fuentes Pérez, desde temprana edad se debe abrir un canal de comunicación que fomente la confianza para que los hijos puedan ver a sus padres como una fuente de información de fácil acceso.

“Sugiero que el tema de los anticonceptivos debe comenzar a discutirse con los hijos a una edad cercana a los 12 años y si fuera necesario antes. Sería idóneo que los padres sean quienes comiencen el tema. Sin embargo, muchos esperan a que los hijos pregunten o que la escuela los eduque, quedando muchas lagunas o recibiendo la información tarde o incorrecta”, dijo Fuentes Pérez, con práctica privada en Servicios Psicológicos Laguna Gardens en Carolina.

La experta trata a menudo con padres que tienen la preocupación de que si comienzan ellos a mencionar este tipo de temas con los niños pueden despertar la curiosidad en ellos y esto a su vez puede llevarlos a buscar actividad sexual de manera precoz.

No obstante, la experta explicó que este tipo de situación ha sido tratada en diversos estudios de la educación sexual y el resultado obtenido es que mientras más conocimiento tienen los menores sobre el tema sexual, mejores decisiones tomarán una vez comiencen a estar activos sexualmente.

Evitar el tema de la sexualidad y de los métodos anticonceptivos disponibles, creyendo que los hijos esperarán a la adultez para tener relaciones sexuales es aislarse de la realidad y eso no es recomendable.

“El tema debe ser llevado con naturalidad y bajo el mensaje de responsabilidad hacia su cuerpo y análisis de consecuencias. El padre debe evaluar sus propios valores para orientar a sus hijos, en especial con los dogmas morales o religiosos, ya que a pesar de los consejos, los hijos pueden elegir no seguirlos. Estos deben dejarse a un lado en el momento de educar”, recomendó.
Habla claro

Es necesario hablar con claridad, llamando las cosas por su nombre, dándole al menor las herramientas necesarias para tomar la mejor decisión en el momento que le corresponda buscar un método anticonceptivo. Como padre puedes comunicarle cuál sería la decisión que deseas que tome tu hijo, recomendó la psicóloga, quien sugirió utilizar frases como “Cuando ese momento llegue esto es lo que debes de hacer”.

Para muchos padres esa es una ocasión temida, pero aun cuando lo esperan muchos no se preparan para contestar las preguntas que les hacen los menores.

En estos casos, la psicóloga recomendó a los padres decirles a sus hijos que les den un poco de tiempo en lo que se preparan mejor.

Cuando hables de anticonceptivos con tus hijos hazlo con tranquilidad y de la misma manera tanto a féminas como a varones. Costumbres machistas llevan a veces a los progenitores a pensar que es el hombre quien debe educarse, dejando a la mujer desinformada y esto es un gran error, señaló la psicóloga.

“La educación debe ser llevada por igual, ya que consecuencias como embarazos no deseados y enfermedades de trasmisión sexuales les afectará a ambos géneros e impactará su futuro. Utilizo con frecuencia en terapia con adolescentes la diferencia de tener sexo por placer versus sexo por procreación. Les educo que para cada propósito hay unas reglas. Y si ese comienzo de la sexualidad no es con propósitos de reproducirse se debe de saber qué hacer y todas las alternativas para una decisión basada en el autocuidado”, afirmó Fuentes Pérez.

Esa conversación sobre métodos anticonceptivos debe incluir aspectos como el ciclo menstrual de la mujer, la satisfacción sexual sin coito (la masturbación), los condones, los anticonceptivos orales y el uso de la pastilla Plan B, entre otros productos existentes en el mercado. Siempre recordando que los métodos deben de ser accesibles a ellos, pues no todos los jóvenes pueden ir a un ginecólogo y solicitar anticonceptivos orales.

“Hoy día no debe de haber excusa para un embarazo no deseado u otra consecuencia debido a las múltiples alternativas disponibles. Se les debe explicar tanto a féminas como a varones de igual manera”, añadió la experta.

¿Hasta qué punto debe llegar la confianza?

Una vez se ha hablado de cómo protegerse de embarazos no deseados y de enfermedades de transmisión sexual, queda en los padres la interrogante de si debe o no proporcionar a sus hijos los métodos anticonceptivos.

La psicóloga opinó que tal vez lo más saludable es asistirlos en la compra de los métodos anticonceptivos antes de proporcionárselos directamente.

“Así ellos aprenden a ser más responsables y a tomar mejores decisiones si los padres no están disponibles al momento. Recuerden es mejor educar que tener que manejar las consecuencias que trae la sexualidad sin educación”, aconsejó la psicóloga.

Related posts