Casa Blanca: “no se ha tomado una decisión final” sobre DACA

La secretaria de prensa de la Casa Blanca aseguró el jueves que ”no se ha tomado una decisión final sobre DACA”, el programa que ofrece alivio migratorio a casi 800,000 jóvenes inmigrantes que llegaron de manera indocumentada a Estados Unidos cuando eran niños, según confirmó la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee.

El programa, que fue instituído por el entonces presidente Barack Obama en el 2012, está en el centro del debate ya que varios fiscales de estado han fijado como fecha límite el 5 de septiembre para que el presidente Donald trump emita una decisión sobre el mismo.

La funcionaria desmintió reportes periodísticos que apuntaban a que el presidente Donald Trump se aprestaba a anunciar el cierre de DACA: ”yo estoy mejor informada que ellos”, añadió Huckabee durante el encuentro con la prensa en la Casa Blanca.

Durante su campaña, Trump criticó el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus iniciales en inglés), definiéndolo como una “amnistía” ilegal. Pero cambió su postura después de las elecciones, al señalar que el DACA es uno de los asuntos más difíciles con los que ha tenido que lidiar.

El programa le ha permitido a casi 800,000 personas obtener un aplazamiento en sus deportaciones. También les ha proporcionado la capacidad para que trabajen legalmente en Estados Unidos, en la forma de permisos laborales renovables por dos años, mismos que el gobierno de Trump sigue emitiendo mientras el mandatario sopesa el tema.

Activistas en ambos bandos — así como algunas personas cercanas a la Casa Blanca — habían pronosticado que el presidente anuncie, incluso esta semana, que actuará para desmantelar el programa, tal vez con la suspensión de nuevas solicitudes y renovaciones.

Mientras, cientos de personalidades de la vida política y social presionaron al presidente Trump para que mantenga el amparo migratorio a los cerca de 800.000 jóvenes indocumentados protegidos por la Acción Diferida (DACA), programa que el mandatario estudia estos días si cancela.

“El presidente debe enfrentar vigorosamente a quienes quieren destruir a los ‘soñadores’ y no cometer una afrenta inmoral”, como sería el fin de la orden ejecutiva creada en 2012 por su antecesor, Barack Obama, declaró hoy el gobernador del estado de Washington, Jay Inslee.

Al divulgar la declaración “Estamos con los soñadores”, con 1,850 firmas donde hay 8 gobernadores, 130 alcaldes, 5 fiscales generales de estado, legisladores estatales, religiosos y líderes cívicos de todo el país, Inslee dijo que estaría dispuesto a integrar una demanda colectiva para desafiar a Trump en la corte.

Related posts