¡Cambie la hora y cambie las baterías de sus alarmas!

Ya comienzan a bajar las temperaturas por lo que se utilizará la calefacción y otros medios para combatir el frío. Es por eso que los accidentes causados por incendios y envenenamiento de CO (Monóxido de Carbono) aumentan durante esta época, según advirtió el Departamento de Bomberos de Charlotte.

De acuerdo con Rob Brisley, vocero de ese departamento, existen millones de personas que no están protegidas adecuadamente contra incendios ni envenenamiento por la inhalación de CO en sus propios hogares. Entre las razones por las cuales no están protegidos adecuadamente se encuentran:
No tener ningún detector o alarma en su hogar, las alarmas o detectores que tienen no funcionan, las
personas le han quitado las baterías a los detectores o las mismas están agotadas, los detectores que tienen son muy viejos.

“ Se recomienda cambiar las baterías de las alarmas dos veces al año. La mejor manera de acordarse de hacerlo es cuando cambiamos (retrocedemos o adelantamos) la hora en nuestro reloj durante el otoño y la primavera”, dijo Brisley.

“El monóxido de carbono es un gas inodoro, incoloro e insípido, que no produce irritación ocular ni tos, por lo que su presencia suele pasar desapercibida. De ahí su altísima peligrosidad. Pero sí produce una serie de síntomas ante los que debemos estar alertas, como la aparición de un fuerte dolor de cabeza, posibles náuseas y vómitos, así como mareos acompañados por una sensación de debilidad y cansancio, proceso que suele culminar en la pérdida del conocimiento”.

Los expertos recomiendan mantener los ambientes permanentemente ventilados. La existencia de un espacio para que el aire circule y se renueve suele ser suficiente para evitar un desenlace fatal en caso de producirse las emanaciones tóxicas.

Este domingo, 2 de noviembre, recuerde cambiar la hora, cambiar las baterías de sus alarmas o detectores”.

Related posts