Beyoncé y su regreso alucinante al Festival Coachella

                <div id="post-info">



                    By <span class="author" itemprop="author"><a href="http://www.farandula.com/author/redactori/" title="Posts by redactori" rel="author">redactori</a></span> | <time class="post-date" itemprop="datePublished" datetime="2018-04-23" pubdate="">23 April, 2018</time>



                </div><!--post-info-->






                <!--social-box-->







                <div id="content-area" readability="64.727169597277">



                    ¿Y cómo no quedar alucinado? El regreso de <strong>Beyoncé</strong> a los escenarios del <strong>Festival Coachella</strong> ha sido de lo mejor, con miles de fanáticos desbordados de la emoción ante tal espectáculo musical y que sólo puede tener un estilo propio de diva. La Reina retornó a Palm Springs para el número de clausura como únicamente ella sabe hacerlo: convertida en una autentica Nefertiti moderna.

FARANDULA_BEYONCE_REGRESO_FESTIVAL_COACHELLA_FARANDULA_3

Para este inolvidable momento, Beyoncé apostó una vez más por su firma de cabecera Balmain, tal como lo hiciera en su primer concierto de Coachella. La diva se disfrazó de diosa egipcia metalizada, para causar una primera impresión impactante. Mintos más tarde, lo cambió por una sudadera amarilla de estilo varsity y por un traje de rejilla. En ambos lució un escudo de hermandad universitaria Made in Queen B.

FARANDULA_BEYONCE_REGRESO_FESTIVAL_COACHELLA_FARANDULA_1

Pero la magia del momento no quedó allí. Más allá de la puesta en escena y de los grandes temas que siempre destacan en sus presentaciones, Beyoncé reincidió en un look sporty con sudadera de capucha y camiseta de lentejuelas, además de unas botas de flecos iridiscentes. Todo eso sin olvidar, obviamente, el escudo; con una abeja, una deidad femenina, una pantera y un puño feminista símbolo de la empoderación afroamericana.

FARANDULA_BEYONCE_REGRESO_FESTIVAL_COACHELLA_FARANDULA_2

Las sorpresas de la noche no quedaron allí, ya que a la fiesta se sumó Jay-Z -su esposo- para tener un dueto fabuloso. Sin embargo, cuando todo parecía que iba a terminar, Beyoncé regresó al escenario enfundada en un body wrap con cristales plateados y acompañada de su hermana Solange Knowles y de sus ex-compañeras de Destiny’s Child. La Reina del pop cerró por todo lo alto uno de los festivales más increíbles y esperados del año.

Por Theoscar Mogollón González

                    <a href="http://www.happy-wheels-2-full.com">happywheels</a>



                    <!--post-tags-->



                </div><!--content-area-->




            <p class="wpematico_credit"><small>Powered by <a href="http://www.wpematico.com" target="_blank">WPeMatico</a></small></p>

Related posts