Bansefi gasta en tarjetas más caras y menos seguras por los sismos

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) –
    El Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi) gastó en tarjetas de mayor costo y menor seguridad para dispersar la ayuda a los afectados por los sismos de septiembre.

El costo unitario de las tarjetas con banda magnética que adjudicó Bansefi a la empresa Total System Services de México ascendió a 33.29 pesos, sin sumar el IVA. En contraste, las tarjeta de chip que fabricó Gemalto México desde noviembre tienen un costo unitario de 24.63 pesos, de acuerdo con datos de Basefi que difundió en respuesta a una solicitud de transparencia.

El costo por fabricar tarjetas de banda magnética fue 26% mayor. “Como es de conocimiento en la industria, la tecnología más avanzada tiene un costo más elevado, pero básicamente los costos dependen mucho de los volúmenes con que se compren esas tecnologías. Pero generalmente el costo con una banda magnética es menor al costo de una tarjeta con chip”, explicó Eder Almeraz, ejecutivo de Mastercard.

Lee: A Bansefi le ‘clonan’ tarjetas para damnificados de los sismos de 2017

Del 29 de septiembre al 3 de octubre del año pasado, la entidad financiera mandó producir 238,532 tarjetas de banda magnética que tendrían como destino principalmente a los damnificados en Oaxaca y Chiapas, las entidades más afectadas por el sismo del 7 de septiembre de 2017.

Pero en noviembre, Bansefi denunció ante la Procuraduría General de la República (PGR) la presunta clonación de 57 tarjetas de banda, una irregularidad que detectó la institución financiera tras recibir reclamaciones por parte de los beneficiarios.

Actualmente, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y la PGR investigan este presunto fraude. El regulador indicó que sólo podrá divulgar los resultados una vez agotados los pasos y plazos legales.

Seguridad

En la industria financiera, estas tarjetas han sido sustituidas por tecnologías que brindan mayor seguridad, como las que integran un circuito. Desde 2013, las disposiciones que emitió la CNBV obligaron a las instituciones financieras a emitir tarjetas con circuito integrado, o de lo contrario asumirían los costos de las operaciones no reconocidas por los usuarios.

“Con una tarjeta de banda magnética únicamente le provees al dispositivo que acepta tarjeta la información básica de la tarjeta que se esta usando para hacer una compra. Y con el chip, lo que generas es criptogramas que sólo puede leer o validar el emisor de la tarjeta. Tienes un 100% de certidumbre de que la tarjeta es la que emitió la compra”, apuntó Almeraz.

Recomendamos: Paso a paso, esta es la ruta de los fondos públicos para la reconstrucción

“Las operaciones a través de la banda magnética de las tarjetas pueden no ser lo suficientemente seguras, ya que en la actualidad existe tecnología accesible que permite copiar la información de dichas bandas, mientras que para la información contenida en los chips no existe tal tecnología”, agregó la CNBV en respuesta vía correo electrónico.

Bansefi justificó que, derivado de la emergencia de los sismos, tomó la decisión de emitir tarjetas con banda magnética y adjudicar de manera directa el contrato para la fabricación de las mismas a Total System. “Considerando que fue un programa que surgió de una declaratoria de emergencia, la producción de tarjetas debía realizarse en un plazo no mayor a una semana, y la producción de tarjetas con chip toma por lo menos cuatro semanas”, escribió Bansefi en su justificación de excepción de licitación pública.

Pero el banco tuvo el contratiempo de tener que reembolsar el dinero en las tarjetas clonadas, cambiar a tarjeta con chip para la dispersión de recursos y absorber un perjuicio económico por medio millón de pesos.

Ve también: El estado de los edificios en la CDMX

Bansefi aclaró que no existe un documento formal donde se justifique por qué se dejaron de otorgar tarjetas de banda y que simplemente fue una decisión que tomó ante los problemas y reclamaciones registradas.

Para noviembre de 2017, Gemalto, la empresa a cargo de producir estas tarjetas con chip, entregó 97,818. “De inicio nos pidieron de banda. (…) Nosotros tenemos procesos, y los tiempos de nuestros procesos no empataron con Bansefi, y entregamos tarjetas con chip en un tiempo posterior,”, dijo en entrevista Yecaneh Aguado, directora de ventas de Banking & Payments para México y Centroamérica de Gemalto, una empresa que a menudo presta servicios a Bansefi.

Bansefi se encuentra bajo investigación de la CNBV. El banco de desarrollo emitió múltiples plásticos a 1,495 beneficiarios, y la indagatoria encontró casos en donde el mismo nombre de una persona aparece de 14 a 34 veces, aunque en realidad no tuvieron la tarjeta, de acuerdo con un estudio de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, que tuvo acceso al expediente de la CNBV. Virgilio Andrade, titular de la institución, ha negado que exista desvío de recursos.

Expansión buscó a Bansefi y a Total System Services de México, pero no ha obtenido respuesta al momento.

    <div class="inline-recommendations noprint">
Recomendaciones
<p class="wpematico_credit"><small>Powered by <a href="http://www.wpematico.com" target="_blank">WPeMatico</a></small></p>