Así se conforma el mercado de ‘perrhijos’ en Centroamérica

Por Alberto Sándel

Centroamérica cuenta con 11 millones de perros y gatos, lo que ha detonado la expansión de los mercados de alimento y cuidado para mascotas (pet food y pet care).

En números, seis de cada 10 hogares del Istmo tienen un animal de compañía, cifra que aumenta 3% cada año, mientras que en las regiones de Norteamérica y Europa este grupo crece 1%, indican cifras de Nestlé Purina.

“Nuestros consumidores están cada vez más informados y más conscientes de las necesidades de las mascotas y de su rol en nuestras familias”, asegura Nicolás Torino, director de Asuntos Corporativos de Royal Canin México.

PUBLICIDAD

Hace énfasis en que uno de los principales factores del crecimiento de la categoría de alimento para mascotas en el mercado es el advenimiento de las parejas con doble ingreso y sin hijos (DINKs, por sus siglas en inglés). Este fenómeno ha influido de forma directa en el incremento de adopciones de mascotas.

Para muestra, las importaciones de preparaciones para alimentación animal en Centroamérica pasaron de 162.2 a 389.9 millones de dólares (mdd), indica el área de inteligencia de CentralAmericaData. Al hablar del origen de los productos, Estados Unidos se mantuvo durante 2016 como el primer proveedor, con 24.40% del mercado, seguido de México (16.01%), Costa Rica (10.55%) y Perú (5.51%).

Puedes leer:  Costa Rica impulsa innovación y tecnología en Pymes

El pet care es una de las categorías con un mejor rendimiento en los últimos ocho años, el cual continúa creciendo dos dígitos sin importar la recesión de algunas naciones en Centroamérica, puntualiza María Isabel Ribeiro, Marketing & Category manager de Nestlé Purina.

Asegura que los principales factores que han contribuido en el desarrollo prolífico de las ventas de este mercado son la urbanización de las ciudades y la humanización de las mascotas.

“Cuando el consumidor accede a la categoría del pet care, seguirá en ella por lo menos 14 años, pues la vida promedio de un perro es de 12 a 14, mientras la de un gato va de los 14 a los 16 años”, refiere la directiva de Nestlé Purina.

Ve mucho potencial en la región centroamericana, donde los dueños todavía cocinan para su mascota, sin embargo, “el consumidor se vuelve cada vez más especializado y busca un producto específico, quiere la mejor tecnología detrás de cada croqueta, además de una recomendación veterinaria, por ello las empresas invierten en diversificar su portafolio de productos para cubrir estas necesidades”.

            <p class="wpematico_credit"><small>Powered by <a href="http://www.wpematico.com" target="_blank">WPeMatico</a></small></p>

Related posts